Con una brillante actuación del argentino Manu Ginóbilli, quien anotó 26 puntos, los Spurs hicieron valer la localía contra los Pistons.

Popovich
Popovich dirige a sus jugadores.
Andrew D. Bernstein/NBAE/Getty Images
La historia se repitió y los Spurs de San Antonio con una gran defensa y las acciones del trío formado por el alero Tim Duncan, el escolta argentino Manu Ginóbili y el base francés Tony Parker se impusieron.

La victoria coloca a los Spurs con la ventaja de 1-0 en la serie al mejor de siete y el segundo partido se jugará el próximo domingo en el mismo escenario del SBC Center de San Antonio. Duncan fue una vez más el líder indiscutible de los Spurs al conseguir 24 puntos (10 de 22 tiros de campo), 17 rebotes, dos asistencias y dos tapones.

Pero el jugador factor del partido fue sin discusión alguna Ginóbili, que surgió como la gran figura de la segunda parte al aportar 22 de los 26 puntos con los que concluyó el encuentro y que lo convirtieron en el máximo encestador de los Spurs y del partido. Ginóbili, que sólo anotó cuatro puntos en la primera mitad, en el tercer periodo consiguió 7 para romper la igualdad en el marcador y darle a los Spurs la primera ventaja desde el 2-0 inicial.

La explosión definitiva fue en el cuarto cuando consiguió 15 puntos y ahí se acabaron las esperanzas para los Pistons, que nunca tuvieron respuesta a la agresividad y genialidades de Ginóbili (10 de 16 tiros de campo, incluidos 2 de 4 triples, 4 de 4 desde la línea de personal), nueve rebotes y dos asistencias.

“Simplemente hice algunos ajustes en la segunda parte, fui más agresivo y tuve más control del balón para que todo cambiase a nuestro favor”, comentó el escolta argentino, que disputa las segundas Finales de la NBA. Parker también hizo su trabajo al anotar 15 puntos con cuatro rebotes y tres asistencias, mientras que el pívot Nazr Mohammed también anotó 10 tantos y capturó siete balones bajo los aros para los Spurs.

El base Chauncey Billus con 25 puntos encabezó la lista de encestadores de los Pistons, que fueron superados por completo por la defensa de los Spurs al limitarlos a sólo el 37,7 por ciento de acierto en los tiros de campo, por el 43,0 del equipo tejano.

El escolta Richard Hamilton no pudo ser factor para los Pistons y se quedó con sólo 14 puntos, mientras que el alero Tayshaun Prince aportó 11 tantos. “Perdimos el control de la defensa en el tercer periodo y ahí comenzaron todos nuestros problemas”, comentó el entrenador de los Pistons, Larry Brown. “Perdimos el primer partido de la serie, pero nos quedan seis”.

Los Spurs y los Pistons protagonizan las primeras Finales de la NBA en 18 años como equipos campeones de los dos últimos años.